El cesped o  zacate hibrido es una combinación de hierba natural y fibras sintéticas que se suele utilizar en instalaciones deportivas para una amplia variedad de deportes,  como fútbol, ​​rugby, golf y béisbol.

Los clubes más importantes de Europa ya han comenzado a utilizar este tipo de césped. De hecho, en el Mundial de Brasil de 2014 la mayoría de los campos ya funcionaron con este compuesto. Cuatro años antes, en Sudáfrica, dos de las sedes oficiales implantaron la tecnología del césped híbrido por primera vez en sus terrenos de juego.

Suele estar compuesto por 96% de material natural y un 4% del mismo plástico con que se hacen las canchas sintéticas en el mundo –y muchos tapetes-, esta grama es una revolución para el juego.

Su principal característica es que césped híbrido es más resistente, tracciona mejor y da más estabilidad a un terreno de juego.

El tipo más común de superficie híbrida consiste en inyectar millones de fibras sintéticas, de unos 20 cm de longitud, en el césped natural y permitir que se entrelacen con las raíces del césped natural, que une toda la superficie.

Otro método consiste en mezclar fibras sintéticas y arena fuera del sitio para permitir el entrelazado de las fibras, y luego instalar cada nueva sección de césped una vez que las raíces hayan madurado.

El método final implica el uso de una esterilla o tapete que tiene las fibras sintéticas unidas al material de respaldo. Eso se coloca en el sitio, luego se llena con arena, después de lo cual se agrega una mezcla de semillas para permitir que crezca el césped real. Esto asegura que las raíces y las hojas de la hierba real y las fibras sintéticas estén completamente entrelazadas.

¿Que es mejor, un campo completamente sintetico o un campo hibrido?

Comparar ambas superficies y decidir cuál es el mejor depende en última instancia de sus circunstancias. Para ayudarlo a decidir, comparemos y contrastemos ambos tipos de canchas deportivas en términos de costo, rendimiento, longevidad, estética y mantenimiento.

Coste inicial

Cuando se trata del precio de la  instalación inicial, un césped totalmente sintético es generalmente la opción más rentable.

Coste continuo / Mantenimiento

Con respecto al mantenimiento,  las canchas totalmente sintéticas requieren un cepillado regular, tanto para revitalizar las fibras como para ayudar a mantener una distribución uniforme del material de relleno. Además, se requiere un relleno regular del material, al igual que la eliminación de la basura.

 

Sin embargo, es un trabajo pequeño en comparación con el requerido para un campo híbrido, ya que requiere toda actividad habitual de mantenimiento que se suele llevar a cabo en un campo de césped natural, incluido el corte, el riego, el abono y el control de plagas y enfermedades. Además, hay que realizar una serie de trabajos de renovación del césped hibrido, necesarios al final de la temporada de juego.

Esto significa que el mantenimiento de una superficie de césped hibrido requiere personal calificado y experto,  junto con maquinaria especializada y por supuesto costosa, para mantener su apariencia.

En resumen,  el mantenimiento de una superficie de césped hibrida supone un coste mucho más altos que los de un campo totalmente sintético y por ello, solamente es recomendable en instalaciones deportivas de primer nivel.

Cuando es aconsejable un cesped hibrido

Si está buscando una superficie lo más parecido a un campo de césped natural pero que tenga la capacidad de resistir el uso frecuente, sin que se deteriore rápidamente, entonces un campo completamente sintético cumplirá con estos criterios.

Si, por otro lado, está buscando una superficie que sea prácticamente igual que un césped natural, pero con las ventajas de resistencia de un césped sintético, entonces el campo hibrido es el ideal ya que conjuga lo mejor de ambos sistemas. 

Por ello, para los clubes profesionales, donde los partidos se juegan no más de una vez por semana, elegir una superficie híbrida le ofrecerá la mejor experiencia en términos de rendimiento. Sin embargo, para clubes más pequeños, campos compartidos y campos públicos, elegir un campo totalmente sintético significará que la superficie se puede usar con mucha más frecuencia sin que el césped se deteriore.

Duración


Las canchas totalmente sintéticas se han utilizado desde la década de 1960, por lo que tenemos muchos ejemplos de cómo les afecta el paso del tiempo.

Los campos híbridos comenzaron a usarse por primera vez en la década de 1990 y no fue hasta principios de la década de 2000 que comenzaron a incorporar fibras sintéticas cosidas junto con hierba real entrelazada. Esto significa que los campos híbridos son mucho más recientes y aún están en las primeras fases de uso.

Por ello, es toda vía pronto para comparar la duración de ambos tipos de superficie.

Sin embargo, actualmente hay un número creciente de equipos profesionales de fútbol que utilizan este tipo de sistema hibrido

Lo que podemos decir con certeza es que las canchas totalmente sintéticas podrán resistir el uso bastante frecuente (varias veces al día), a diferencia de las canchas híbridas que solo se pueden usar un par de veces por semana.

Estética

Las superficies híbridas pueden usar desde 5% de fibras sintéticas hasta aproximadamente 15%. Esto significa que este tipo de superficie sigue siendo predominantemente césped real, pero contiene suficientes fibras sintéticas para garantizar que el césped permanezca verde y exuberante incluso cuando está muy desgastado.

Por ello, actualmente es muy difícil distinguir entre las fibras de hierba reales y las sintéticas que utiliza la superficie hibrida.

Conclusión

Las superficies híbridas están aquí para quedarse y, a medida que la tecnología se desarrolle, seguramente las superficies también mejorarán. Por otra parte, en las canchas híbridas siempre se reproducirá más fielmente el juego sobre césped real que el completamente sintético. Ello es lógico, ya que los  campos híbridos contienen un alto porcentaje de césped real.

Sin embargo, aunque las canchas híbridas pueden soportar un uso más frecuente que el césped real, el césped completamente sintético se puede usar prácticamente todo el día. Por otra parte, el césped completamente sintético también requiere mucho menos mantenimiento que una superficie híbrida, debido al hecho obvio de que no es un organismo vivo.

En conclusión, si  es un equipo deportivo profesional, con una economía solvente,  entonces una superficie híbrida puede ser la mejor opción. Esto se debe a que ofrecerá la mejor experiencia de juego y podrá soportar un uso más frecuente que un campo de césped completamente natural.  Pero para cualquier otra persona, como clubes más pequeños, centros deportivos públicos y escuelas, un campo sintético probablemente sea lo ideal, ya que tanto el desembolso inicial como el posterior mantenimiento, es mucho menor, y además se puede usar con una mayor frecuencia.