El motor de la bicicleta plegable electrica

Bicicletas plegables eléctricas urbanas

El motor de la bicicleta plegable electrica

Lo más habitual es que el motor de la bicicleta plegable eléctrica este en la rueda o en el eje de la e-bike. En los modelos urbanos suele prevalecer su ubicación en la rueda.

Si optamos por un modelo que integra el motor en su eje, la sensación de pedaleo es similar al de la bicicleta clásica. Suelen llevar un sensor de movimiento en el propio eje y al impulsar el pedal, el motor eléctrico entra en funcionamiento y la bici sale literalmente disparada.

Si el motor está integrado en la rueda, para que se active el sensor de movimiento y el motor entre en funcionamiento, es necesario dar un par de vueltas. Esta alternativa es la más habitual en bicicletas eléctricas plegables, donde se opta por situar el motor en la rueda trasera.

De cualquier forma, debes tener en cuenta que en las bicis eléctricas, el motor te asistirá hasta los 25 KM/hora. A partir de esa velocidad el motor se desconecta y dependes exclusivamente de tu pedaleo. En el momento que vuelvas a estar por debajo de los 25 Km./hora el motor volverá a activarse y así sucesivamente.

Otra opcíón, son las bicis eléctricas que llevan un motor capaz de asistir hasta los 45 Km./hora: son las llamadas s-pedelec o speed bikes. A pesar de que son muy similares a las eléctricas normales , la legislación europea prohíbe su circulación por las vías públicas, limitando su uso a montes y su matriculación es como la de un ciclomotor .

¿Por qué comprar una bicicleta eléctrica plegable?

Si la bicicleta no fuera tan grande, podría llevarla conmigo. ¿Quién no ha tenido este pensamiento alguna vez?. Con las bicicletas eléctricas plegables este problema es ahora cosa del pasado. Con solo unos pocos pasos, las bicicletas eléctricas plegables se pueden transformar en una pequeña pieza de equipaje que puedes llevar contigo en el autobús, tren o automóvil sin mayores problemas.

También es posible que te guste ir al trabajo en bici, pero no tienes sitio para guardarla. Es otro de los motivos por los que te puede interesar adquirir una bici plegable eléctrica, pero seguro que hay muchos más. Si todavía estás dudando sobre si una bicicleta eléctrica plegable es adecuada para ti, aquí tienes algunas razones más que seguramente te convencerán. 

  • Con una bicicleta eléctrica plegable puedes cubrir las mismas distancias en la ciudad que con el coche y al mismo tiempo eres más respetuoso con el medio ambiente
  • El llevar una bicicleta plegable eléctrica tiene otro aspecto positivo y es que mientras te trasladas de un sitio a otro,  estás activo y te mantienes en forma, ¡simplemente haciendo tu actividad habitual diaria!
  • Con una bicicleta plegable eléctrica, puedes ir a cualquier lugar, más rápido y cubrir distancias más largas que con una bicicleta convencional. Una vez en tu destino, solo tienes que plegarla y llevártela contigo, sin necesidad de dejarla en la calle.

 

 

SÍGUEME EN REDES SOCIALES

CONTENIDO

Todos los artículos incluidos en este blog son contenido original, de mi autoría y están basados en mis propias experiencias mientras viajo, sin que ninguna marca o empresa haya influido en mi opinión y ninguna es resultado de colaboración. No se permite la utilización de las imágenes ni del contenido para publicaciones en otros medios sin mi previo consentimiento.