¿Qué es una bicicleta electrica?

Si te preguntas qué son  las bicicletas electricas, la definición más simple es que es una bici con un motor eléctrico que nos ayuda a realizar menos esfuerzo cuando pedaleamos.  Pero no te lleves a equivoco, no es una motocicleta y si queremos que el motor funcione tendremos que darle a los pedales, lo que a través de los sensores que hay en ellos, lo activara automáticamente. Además, el motor nos asistirá con más o menos potencia dependiendo de la velocidad e intensidad del pedaleo. 

¡Ah! Y si quieres transformarla en una bicicleta normal, solo tienes que desconectar la asistencia del motor desde la pantalla táctil que va en el manillar y serás tú quien haga todo el esfuerzo.  

Como a la hora de adquirir cualquier otra bici conviene que estudies las características que tiene como si tiene cambios, que tipo  y su calidad, si dispone de suspensión, que clase de freno lleva, de que material esta hecho el cuadro, etc…hasta aquí, nada nuevo. Pero ojo porque elegir una bicicleta tiene bastantes misterios.

La bicicleta eléctrica .¿Una buena opción para la ciudad?

Si tu intención es adquirir una bicicleta electrica seguro que ya te has dado cuenta de todas las ventajas que tiene, sobre todo para moverte por la ciudad . Pero has tenido en cuenta como tiene que ser la batería, que características tiene que tener el motor, como deben ser las ruedas, etc… Te aconsejo que sigas leyendo este blog antes de adquirirla.


La tendencia de bicicletas eléctricas urbanas: minimalismo, funcionalidad y diseño

Actualmente la tendencia de las bicicletas eléctricas urbanas tiende hacia un diseño minimalismo y funcional, debido principalmente a:

  • La existencia de motores fiables, relativamente ligeros, casi ocultos en la rueda trasera
  • Baterías integradas en el cuadro de la bici con suficiente potencia
  • cuadros y componentes actuales más ligeros (como horquillas de carbono)
  • Muchos motores de la rueda trasera protegen el tren de transmisión de la eBike: cadena, piñón y cambio de marchas
 

Las bicicletas eléctricas urbanas impulsadas por un motor de rueda trasera se pueden conducir fácilmente por encima del límite de 25 km / h, es decir, sin asistencia eléctrica, y pueden alcanzar una velocidad en ciudad de 30 km / h y más sin resistencia.

Actualmente, los fabricantes de bicicletas urbanas están trabajando en diseñar los nuevos modelos más ligeros con componentes que van en esa línea, por ejemplo con baterías más pequeñas y que permiten una carga más rápida

Últimas entradas